Nuevas prestaciones para trabajadores autónomos (Junio 2021)

El pasado 28 de mayo se publicó en el BOE el RDL 11/2021, que contiene nuevas prestaciones destinadas al mantenimiento de la actividad económica de los trabajadores autónomos. En este artículo pretendemos analizar detalladamente cada una de ellas y sus respectivos requisitos.

Exoneraciones en las cotizaciones sociales (Art. 5 RDL 11/2021)

Se establece la exoneración en las cotizaciones a la Seguridad Social de los trabajadores autónomos que vinieran percibiendo la prestación por cese de actividad establecida en el art 7 del anterior RDL 2/2021, de 26 de enero.

En concreto, tendrán derecho a una exención de sus cotizaciones a la Seguridad Social y formación profesional con las siguientes cuantías:

  • 90% de las cotizaciones correspondientes al mes de junio.
  • 75% de las cotizaciones correspondientes al mes de julio.
  • 50% de las cotizaciones correspondientes al mes de agosto.
  • 25% de las cotizaciones correspondientes al mes de septiembre.

La exoneración será incompatible con cualquiera de las prestaciones detalladas en los siguientes puntos, y los trabajadores autónomos beneficiarios deberán mantener el alta en el RETA hasta el 30 de septiembre de 2021.

REDUCCIÓN DE INGRESOS: Prestación ordinaria por cese de actividad (Art. 7 RDL 11/2021)

Se prorroga la prestación por reducción de ingresos compatible con el trabajo que se percibirá hasta el 30 de septiembre del 2021. La cuantía de la cuantía a percibir será del 70% de la base reguladora promedio de los últimos 12 meses (660 euros en caso de cotizar por la base mínima).

La podrán solicitar aquellos trabajadores autónomos que ya la venían percibiendo hasta el 31 de mayo, en virtud del art. 7 del anterior RDL 2/2021, así como aquellos autónomos que, sin venirla percibiendo hasta el 31 de mayo, cumplan el periodo mínimo de 12 meses de cotización. Para obtenerla, los trabajadores autónomos deberán acreditar:

  • Una reducción de los ingresos computables fiscalmente de la actividad por cuenta propia de más del 50% obtenidos durante el segundo y tercer trimestre de 2021 respecto de los habidos en el segundo y tercer trimestre de 2019.
  • No haber obtenido durante el segundo y tercer trimestre de 2021 unos rendimientos netos computables fiscalmente superiores a 7.980 euros.

La prestación es compatible con el trabajo por cuenta ajena y por cuenta propia, siempre y cuando no se supere 2,2 veces el SMI (2.090 euros) y los ingresos que procedan del trabajo no superen el SMI en 1,25 veces (1.187,5 euros).

El trabajador autónomo debe ingresar en la TGSS las cotizaciones y la mutua le abonará la parte correspondiente a las contingencias comunes por falta de actividad, lo que supone el 28,30% de la base reguladora (267 euros en caso de cotizar por la base mínima).

Se podrá acoger a esta prestación solamente aquellos trabajadores autónomos que, hasta el 31 de mayo, no hayan agotado la totalidad del periodo de protección previsto en el art. 338.1 de la LGSS:

REDUCCIÓN DE INGRESOS: Prestación en caso de incumplimiento de requisitos de la prestación ordinaria (art 8 RDL 11/2021)

Los trabajadores autónomos que ejercen actividad y a 31 de mayo de 2021 vinieran percibiendo alguna de las prestaciones de cese de actividad de la regulación anterior, y no cumplan las condiciones para recibir la prestación ordinaria del apartado anterior, pueden recibir esta prestación consistente en 50% de la base mínima de cotización, hasta el 30 de septiembre de 2021 (472 euros mensuales).

Para su obtención, los trabajadores autónomos deben acreditar:

  • Que sus ingresos netos computables fiscalmente durante el segundo y tercer trimestre de 2021 inferiores a 6.650 euros.
  • Unos ingresos netos de su actividad durante el segundo y tercer trimestre de 2021 inferiores a los obtenidos durante el primer trimestre del 2020.

SUSPENSIÓN TOTAL DE LA ACTIVIDAD: Prestación extraordinaria por cese de actividad (Art. 6 RDL 11/2021)

En el caso de tener que suspender la actividad como consecuencia de una resolución administrativa de la autoridad competente, como medida de contención frente al covid-19, los trabajadores autónomos tendrán derecho a una prestación del 70% de la base mínima (660 euros).

El derecho a solicitar la prestación nacerá el día siguiente a la adopción de la medida que en que se dicte la suspensión de la actividad, o desde el 1 de junio si se mantiene una suspensión dictada anteriormente y hasta el último día del mes siguiente al que se levante dicha medida y como máximo hasta el 30 de septiembre.

Durante el tiempo que perciba la prestación el trabajador autónomo quedará exonerado de ingresar las cuotas de cotización a la seguridad social, entendiéndose dicho periodo por efectivamente cotizado.

El trabajador autónomo deberá acreditar como mínimo un mes de cotización en el RETA antes de la suspensión de la actividad y sicha prestación será incompatible con el trabajo por cuenta propia y con el trabajo por cuenta ajena que supere el SMI en 1,25 veces (1.187,5 euros mensuales), así como con los ingresos por rendimientos de la sociedad o prestaciones de la Seguridad Social que no sean compatibles con su actividad.