Constituir una Sociedad Limitada sin acreditar el ingreso del capital

El pasado 28 de diciembre se publicó la ley 11/2018 por la que se modificó el Código de Comercio y el texto Refundido de la Ley de Sociedades de Capital que, entre otras modificaciones, cambia el texto del artículo 62.2 de la LSC (Ley de Sociedades de Capital) por el que ya no se exige a los socios que constituyan una Sociedad Limitada la obligación de justificar la realidad del ingreso del capital social en la cuenta bancaria de la sociedad en constitución.

A partir de ahora, desde el 30 de Diciembre de 2018, lo único que se exige a los socios es que en caso de no acreditar el ingreso del capital en la cuenta de la sociedad, manifiesten en la propia escritura de constitución que responderán solidariamente frente a la Sociedad y frente a los acreedores sociales de la realidad de las aportaciones. Esta medida contribuirá a agilizar el trámite de constitución de las Sociedades Limitadas ya que evitará los trámites previos de apertura de cuenta y solicitud de expedición de certificados bancarios para acreditar la realidad de las aportaciones.

Este cambio legislativo sin embargo, no afecta de igual forma en supuestos de ampliaciones de capital con aportaciones dinerarias, quedando obligados como hasta ahora a acreditarse mediante certificado bancario de la realidad de las mismas.

Este nuevo supuesto convive con la posibilidad, ya contemplada por la ley, de realizar aportaciones no dinerarias de capital (principalmente bienes muebles o inmuebles), dado que las Sociedades Limitadas cuentan con mayor facilidad para realizarlos, puesto que la propia ley exime de la obligación formal de acompañar la escritura con un informe de valoración emitido por un experto independiente, obligación que en general sí tienen las Sociedades Anónimas.