Benefíciate de la reforma fiscal del Impuesto sobre Sociedades

La reforma fiscal del impuesto de sociedades, introducida por la Ley 27/2014, de 27 de Noviembre, pretende armonizar la legislación fiscal incluyendo un tipo impositivo único del 25% para todas las sociedades mercantiles, independientemente de su volumen o tamaño. No obstante, hay una serie de novedades muy interesantes que correctamente aplicadas pueden reducir la carga fiscal de las PYMES, rebajando el tipo efectivo en 5 puntos y dejándolo en el 20%. Te damos las claves para poder materializarlo: La nueva reserva de capitalización Esta novedad importante consistente en la no tributación de aquella parte del beneficio que se destine a la constitución de una reserva indisponible, sin necesidad de invertir en algún activo material o inmaterial. Así, el artículo 25 incorpora una reducción en la Base Imponible del 10% del incremento de los fondos propios, que se hayan dotado en una Reserva Indisponible de ese mismo importe. Ello supone a la práctica una reducción del 2,5% en el tipo impositivo. En el caso de no disponer de suficiente base imponible se establece la posibilidad de aplicar esta reducción en los dos años inmediatos y sucesivos. La nueva Reserva de Nivelación Las Entidades de Dimensión Reducida (cifra de negocios durante ejercicio anterior inferior a 10 millones de euros), podrán minorar su base imponible positiva hasta el 10% por ciento de su importe (art. 105). Ello supone a la práctica una reducción del 2,5% en el tipo impositivo. Esta minoración se produce para aplicarla durante los cinco ejercicios siguientes, si se obtienen bases imponibles negativas o en caso contrario al finalizar los cinco ejercicios siguientes. Estas dos cuevas reservas no son excluyentes, por lo que se pueden aplicar de forma simultánea, y obtener con ello un tipo efectivo del 20% en la liquidación del Impuesto sobre Sociedades del próximo ejercicio fiscal 2015.