Medidas tributarias para combatir los efectos del COVID-19

Ayer compareció de forma extraordinaria el Presidente del Gobierno D. Pedro Sánchez anunciando una batería de medidas urgentes para combatir los efectos sociales, sanitarios y económicos de la pandemia ocasionada por el virus COVID-19.

Hoy viernes 13 de marzo, se ha publicado en el BOE núm. 65 el RDL 7/2020 que contiene el texto íntegro de dichas medidas, de las que pasamos a analizar las de contenido económico, financiero y tributario.

Aplazamiento de deudas tributarias

La Administración Tributaria del Estado (AEAT) concederá aplazamiento del ingreso de la deuda tributaria correspondiente a todas aquellas declaraciones-liquidaciones y autoliquidaciones cuyo plazo de presentación e ingreso finalice desde el 13 de marzo y hasta el día 30 de mayo de 2020, ambos inclusive, siempre que la deuda tributaria total no supere la cuantía de 30.000 euros.

Se podrá aplazar cualquier deuda tributaria, incluidas las hasta ahora consideradas inaplazables en virtud del artículo 65 de la LGT, como las retenciones practicadas a terceros y pagos a cuenta (Modelos 111, 115, 123 y 202, entre otros).

Dichos aplazamientos serán concedidos por la AEAT por un plazo de 6 meses, y no devengarán intereses de demora tributarios durante los primeros 3 meses del aplazamiento.

Será de aplicación lo dispuesto en estas medidas excepcionales solamente a las empresas cuyo volumen total de operaciones haya sido inferior a 6.010.121,04 euros en el ejercicio 2019.

Préstamos concedidos por la Secretaría General de Industria y de la PYME

Podrán solicitar el aplazamiento del pago de principal y/o intereses de la anualidad en curso, los beneficiarios de concesiones de los instrumentos de apoyo financiero a proyectos industriales siempre que su plazo de vencimiento sea inferior a 6 meses a contar desde la entrada en vigor de este real decreto-ley, cuando la crisis sanitaria provocada por el COVID-19 haya originado en dichos beneficiarios periodos de inactividad, reducción en el volumen de las ventas o interrupciones en el suministro en la cadena de valor que les dificulte o impida atender al pago de la misma.

Desde PRODEGEST queremos transmitir un mensaje de tranquilidad a nuestros clientes, disponemos de medios tecnológicos que nos permiten garantizar nuestros servicios, teniendo posibilidad de aplicar medidas de teletrabajo a nuestro equipo de profesionales, si fueran necesarias.

Quedamos a su entera disposición para cualquier duda que pueda generar esta información.